Desde el 2001 dándole profesionalismo a los debates futboleros de café...

Si no querés perderte las actualizaciones, clickeá me gusta en Facebook, seguinos en Twitter y suscribite al canal de YouTube.

También podés usar este buscador para navegar entre nuestros archivos:

ESPAÑA ELIMINADA RENUNCIANDO A SUS CONVICCIONES

Ayer me animé a definir a los "resultadistas", diciendo que eran quienes criticaban a Bielsa por haberle salido a jugar de igual a igual a España y Brasil en Sudáfrica 2010 y que ahora alababan a Sampaoli por su audacia. Los resultadistas, con "el diario del lunes", siempre piden a gritos un "plan B" cuando se pierde. Ejemplos sobran. Eso le reclamaban a España, después de la derrota contra Holanda.

España tenía 2 caminos: seguir jugando a lo que sabe o buscar variantes. En 2010, perdió en el debut con Suiza y se le criticó si era necesario ganar la posesión pero perder el partido; España siguió haciendo lo que sabía y los resultadistas valoraron la constancia de la idea. Por este planteo inicial, los primeros segundos del partido frente a Chile eran claves, para reivindicar tus convicciones o renunciar y cambiar. Veamos...

España empezó con la posesión. Sacó del medio y jugó para atrás: Busquets abrió para la derecha con el lateral Azpilicueta, que jugó para Javi Martínez (defensor central), quién la retrasó para Casillas. Sergio Ramos, el otro central, estaba marcado. Busquets se le acercó para jugar corto, pero también estaba marcado. Azpilicueta y Jordi Alba, los laterales, sin marca, se desentendieron de la jugada, nunca se mostraron para salir jugando. Xabi Alonso estaba un poco más lejos de Busquets, no tan presionado.

España la dividió. ¡La dividió! En 12" se convirtió en un equipo del montón...

12 segundos. Casillas se la saca de encima. El comienzo del fin.
Casillas la tiró larga para ganar "la segunda jugada". Esa pelota larga la cabeceó un chileno. "La segunda" también. "La tercera" y "la cuarta" también. Y Chile la puso contra el piso, por la izquierda de su ataque, y fue al frente. Y llegó. Por el piso. Con 6 pases seguidos, pisó el área española. Iban 43". Chile se perdió la primera ocasión de gol, que se desvió en Jordi Alba. De ese córner España se salvó otra vez. El partido estaba 0-0, pero España ya había perdido. Había renunciado a la idea que lo llevó a ganar todo, a tener el reconocimiento mundial.

Había traicionado un estilo. Había perdido... ¡las convicciones! España fue eliminada del Mundial de Brasil 2014 con un Plan B: revoleó salidas del arco desde el principio, no jugó ni un córner corto, dividió la posesión.

Los que pedían un Plan B ahora dicen que los jugadores estaban viejos, fuera de forma, que el problema es el estado físico. Los que pedían "furia", el término con que se apodaba a España en la época que fracasaba siempre, dicen que a los jugadores les faltó "actitud", que parecían no tener "amor propio".

¿Es necesario un Plan B si el Plan A te llevó a ganar todo? Acá están los resultados. España fue eliminada del Mundial 2014 en 2 partidos... ¡y sin estilo!

Prof. Juan Pablo Pochettino
www.twitter.com/profepochettino

Seguir leyendo...

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP